Blog NoSoloVino

Wine Spectator otorga 96 puntos a Alabaster 2014


Las nuevas puntuaciones de la prestigiosa publicación norteamericana posicionan a Viñedos y Bodegas Sierra Cantabria entre los vinos de referencia en Toro y Rioja.

Un año más, la reconocida publicación norteamericana Wine Spectator ha calificado los vinos de la familia Eguren con las mejores puntuaciones. Alabaster 2014 encabeza el ranking y se alza con 96 puntos. Este vino de cepas prefiloxéricas de la bodega Teso La Monja situada en la localidad zamorana de Valdefinjas establece un nuevo reconocimiento no solo para la bodega, sino para la D.O. Toro. Un vino magnifico, armonioso y atrevido, según Wine Spectator

Le sigue muy de cerca con 93 puntos, Finca El Bosque 2014, de la bodega Viñedos Sierra Cantabria- DOCa Rioja- un vino de una única finca despalillado a mano grano a grano.
Finca El Bosque es un viñedo de 1,48 hectáreas situado en la localidad riojana de San Vicente de la Sonsierra plantado en 1973 de la variedad Tempranillo que da origen a un vino 'contundente, expresivo y de una complejidad sin aristas 'según Marcos Eguren.

Con 92 puntos encontramos Almirez 2015 -de la D.O. Toro - un vino potente a la vez que equilibrado en un estilo moderno, según palabras de Wine Spectator y San Vicente 2013 - de la DOCa Rioja- de una variedad única y casi extinguida, el Tempranillo Peludo.

Varios de nuestros vinos han conseguido puntuaciones de 91 puntos como Sierra Cantabria Colección Privada 2014 y Amancio 2013, de nuestra bodega en Rioja, Viñedos Sierra Cantabria. Sin quedar atrás, Sierra Cantabria Crianza 2013 se alza con 90 puntos.

La pureza del Terroir

El proyecto vitícola de la familia Eguren en Rioja y Toro está encaminado a la búsqueda de vinos que evoquen el viñedo, de una gran versatilidad y marcada identidad. Marcos y Miguel Eguren, junto a su padre Guillermo y la nueva generación, representada por Eduardo Eguren, se han esforzado en la excelencia en el cuidado del viñedo y el máximo respeto al fruto en la bodega para obtener unos vinos que se adscriben a los nuevos clásicos: vinos que perduran en el tiempo, que aúnan fruta, potencia y estructura con elegancia, frescura y sutileza.

Cinco generaciones de viticultores con raíces en San Vicente de la Sonsierra han tejido una larga historia de complicidad entre el hombre y la viña para extraer las virtudes de una variedad única, el Tempranillo, aplicando todos los esfuerzos necesarios para transmitir su expresividad en unos vinos excepcionales de la máxima pureza e identificación con el terroir.

Marcos y Miguel EgurenMarcos Eguren, al frente del trabajo enológico, y Miguel Eguren, en la gestión, encabezan un proyecto vitícola a la búsqueda de vinos que evoquen el viñedo, de una gran versatilidad y marcada personalidad. Guillermo, padre de la actual generación que lleva las riendas del grupo bodeguero, se considera, ante todo, un coleccionista de viñedos. Y así lo han entendido sus hijos, quienes han hecho de la excelencia en el cuidado del viñedo y el máximo respeto al fruto en la bodega su filosofía para obtener unos vinos que se adscriben a los nuevos clásicos: vinos que perduran en el tiempo, que aúnan fruta, potencia y estructura con elegancia, frescura y sutileza.